Bienvenido al blog de la Iglesia Congregacional Bethel "Un encuentro con tu destino".
Confiamos en que Dios bendecirá cada área de tu vida, deja tu comentario y estaremos dando seguimiento

Pastores: Elias y Myrna Martinez

Ahora dice el Señor a su pueblo: "Ya no recuerdes el ayer, no pienses más en cosas del pasado. Yo voy a hacer algo nuevo, y verás que ahora mismo va a aparecer. Voy a abrir un camino en el desierto y ríos en la tierra estéril. Isaias 43:18, 19

sábado, 14 de noviembre de 2015

TEMA 44 LA REGLA DE ORO



Base Bíblica:
Mateo 7:12  Traten a los demás como ustedes quieran ser tratados, porque eso nos enseña la Biblia. (BLS)
Lucas 6:31  Traten a los demás como les gustaría que los demás los trataran a ustedes. (BLS)

TEXTO A MEMORIZAR:
Romanos 12:17-18  Si alguien los trata mal, no le paguen con la misma moneda. Al contrario, busquen siempre hacer el bien a todo.
Hagan todo lo posible por vivir en paz con todo el mundo. (BLS)

INTRODUCCION: La cultura popular nos expresa este mismo principio en las siguientes palabras, “no hagas a los demás lo que no quieras que te hagan”. Benito Juárez lo expreso así: “Entre los individuos como entre las naciones el respeto al derecho ajeno es las paz”. Esta declaración es positiva y buena que nos evitaría muchos problemas si la ponemos en práctica.

O.T.  Jesús lo presento aun de una manera más significativa.


El mandamiento expresado en su forma popular
A.      ¿Por qué evitamos hacer a otros lo que no queremos que nos hagan?
a)      La ley civil castiga al que hace mal al prójimo.
b)      Porque entonces recibiríamos represalias o venganza.
c)      Porque puede afectar a nuestros seres queridos.
d)      Porque cosechamos lo que sembramos.
B.      Es fácil frenar nuestra intención de hacer daño a alguien por:
a)      Miedo a las consecuencias.
b)      Sabía reflexión de nuestra parte.
c)      Por lastima o compasión.
d)      Porque nuestro carácter es tranquilo.
e)      Porque estamos educados a respetar.


Una sabía reflexión.
A.     Las cosas que los hombres hacen con vosotros.
Ø  El corazón humano esta tan acostumbrado al mal que siempre está a la defensiva, cuidándonos de que no nos dañen, y aprovechándonos de quien podemos sacar ventaja. (abusadillos desde chiquillos)
Ø  La violencia genera violencia.
Ø  El mandamiento se practicaba en su forma negativa “no hagas a otros lo que no quieres para ti”, o “lo que evitas sufrir no se lo provoques a otros”.
B.      El mandamiento usado en forma invertida
Ø  Este mandamiento se a distorsionado a tal grado que muchos lo interpretan diciendo “ Todas las cosas que los demás hagan contigo, así también hazle tu a ellos”, lo que en la práctica seria “me la hacen, me la pagan”

El mandamiento de Jesús “Haced vosotros Con ellos”
A.     Esta expresado en forma positiva
Ø  Jesús no dijo “no hagas a otros” sino “has a otros”
Ø  Jesús va más allá de la interpretación popular de esta regla.
Ø  Debemos tomar la iniciativa de hacer el bien.
Ø  No es estar pasivos esperando las reacciones de otros.
Ø  Se trata de ser activo haciendo el bien que quieres ver que otros hagan contigo.
Para cambiar la forma en que somos tratados es necesario cambiar nuestra forma de tratar a otros.
B.      No hacer daño es fácil.
Ø  La ley me obliga a hacerlo.
Ø  Pero procurar hacer el bien por todos los medios es otra cosa.
Ø  Jesús nos ordena hacer el bien que queremos para nosotros.
Manejar un auto sin hacer daño al peatón es fácil, pero manejar un auto y recoger al peatón cansado y llevarlo a su destino es que Jesús espera de nosotros



CONCLUCION:
Esta regla es aplicable en todos los niveles de relaciones interpersonales: Esposos, Padres e hijos, Jefes empleados, amistades, compañeros, vendedores, clientes, noviazgo, en la fila de las tortillas, en el micro, etc.
No tratemos a la gente como la ley nos manda sino como el amor nos demanda.

APLICACIÓN:
Todo lo que deberíamos hacer es usar nuestra imaginación, ponernos en el lugar de la otra persona, y preguntar "¿cómo me gustaría que me trataran en esta situación?
Si nos ponemos con sensibilidad en el lugar de la otra persona, y deseamos para ella lo que desearíamos para nosotros mismos, nunca seremos avaros, siempre generosos; nunca ásperos; siempre comprensivos; nunca crueles, siempre bondadosos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario